Descripción

En el año 2014 Coolook abrió su primera boutique en la Calle Barquillo,34, teniendo como principal objetivo plasmar la esencia de sus joyas en cada rincón de la tienda. No se trata sólo de una tienda de joyas, es un lugar donde se puede disfrutar de una experiencia diferente, pues en Coolook se ha cuidado hasta el último detalle.

Desde el aroma a higuera que genera sensaciones de mañanas en el campo, a una suave y relajante música de fondo. Pero la verdadera “experiencia” es poder descubrir cómo se han realizado las joyas Coolook, en un espacio reservado a explicar todo el proceso de fabricación de joyas: desde las piedras semipreciosas tal y como se encuentran en los propios yacimientos, pasando por los dibujos originales y acuarelas, continuando por el proceso de la “cera perdida” con sus moldes originales, hasta el desarrollo de la pieza final que podemos ver expuesta en las vitrinas.

El color turquesa es una de sus principales señas de identidad y es algo que se ve desde que uno inicia el paseo por la calle Barquillo, así que será inevitable fijar tu mirada en esta mágica tienda mientras das un paseo por el Salesas.